Subir

Un culto que se resiste a los embates de la modernización

Animitas

La animita es una expresión de nuestra particular forma de experimentar la religiosidad, la vida y, en especial, la muerte. Es una manifestación anónima y espontánea que surge ante un suceso trágico e inesperado, y que marca la presencia intempestiva de la muerte en este mundo.

"Ánima bendita, por tu muerte, quizás más cruel que mi vida, estás muy cerca de Dios".
(Plath, Oreste, L' animita: hagiografía folklórica, 1993).

Las animitas constituyen un fenómeno de carácter estético y religioso. En tanto fenómeno estético, se las ha situado dentro de las corrientes que distinguen el arte popular; como fenómeno religioso, se las concibe como parte de la religiosidad popular. Poseen ciertas características formales y claves devotas que se transmiten de generación en generación. Tomando la forma de pequeñas casitas o templos ubicados en veredas, esquinas o carreteras, las animitas se erigen como recuerdo de aquellos que fueron tempranamente arrebatados de la vida, constituyéndose en un testimonio de fe en una vida que trasciende la muerte.

En la historia y origen de la animita confluyen las cosmovisiones y prácticas religiosas de dos mundos. Su antecedente americano, de acuerdo a Oreste Plath, es la apacheta, montículos de piedras acumuladas por los indígenas altiplánicos en lugares considerados sagrados, y en los que eran depositadas ofrendas para invocar protección divina en los caminos. Similar costumbre tenía lugar en el sur de España, donde se levantaban altares, ya fuera para conjurar las potenciales desgracias que pudieran acontecer en los caminos, o bien para recordar a los fallecidos en ellos.

Otros elementos que se incorporaron en la conformación de las animitas fueron el culto a los muertos practicado por los indígenas prehispánicos en Chile, y el culto a las ánimas del Purgatorio desarrollado por el catolicismo popular español. En ambos casos subyacía la creencia de que quienes morían pasaban a habitar una esfera no del todo ajena a nuestro mundo, desde donde podían intervenir para beneficio o perjuicio de los vivos. Fue así como surgió la costumbre de construir un sitio especial para resguardar o contener a las ánimas, pues han quedado suspendidas entre este mundo y el más allá. Este sitio semeja una casa, o bien una iglesia, un lugar acogedor que el ánima pueda reconocer como un espacio familiar donde morar mientras aguarda su pasaje definitivo al otro mundo.

El culto de las ánimas está sustentado, aún en la actualidad, en un sistema de reciprocidad o trueque entre ánimas y vivos. Los vivos piden favores a las ánimas para sobrellevar la vida en este mundo, mientras que las ánimas piden ayuda para poder llegar al cielo. En medio de este intercambio de favores, de pronto hay animitas que se vuelven milagrosas, pues han sabido responder prestas a los llamados y peticiones de los vivos. La fe colectiva las ha convertido en santos, transformando su historia original, e incluso su nombre, modificando así elementos del relato inicial al ir pasando de boca en boca. Más allá de la veracidad de sus historias, lo que realmente permanece es su presencia viva a través de la fe de los devotos.

Nuestro país posee un rico panteón de animitas. Sus diversas historias y versiones pueblan y se multiplican en nuestro imaginario, provocando la fascinación de los medios, inspirando la creación artística, y sobreviviendo a las objeciones de la Iglesia y a los embates de la modernización urbana. Algunas de las más emblemáticas son las animitas de Evaristo Montt en Antofagasta, la de Romualdito en Estación Central, la de la Difunta Correa en diversos sitios del país, la de la Marinita en el Parque O' Higgins, la de Emilio Dubois en Valparaíso, y la del Chacal de Nahueltoro en San Carlos, estos dos últimos condenados por la justicia y cuyas muertes fueron percibidas por el grueso de la población como sentencias injustas o inmerecidas. También existen personajes ilustres cuyas obras en vida marcaron la conciencia de la gente, adquiriendo el carácter de animitas, tales como José Abelardo Núñez y José Manuel Balmaceda.

Libro

Fragmento

Artículo

Revista

Animita con botellas de agua

Animita con flores y cruz inclinada

Muchos devotos tiene la animita de la Difunta Correa (sucursal), en el km 50 de la Ruta Internacional a Mendoza

Animitas en la orilla del camino. Un hombre pasa en carreta con bueyes [fotografía]

Personalización: con flores y velas, Teresa Zárate y sus sobrinas le han dado un toque propio a la animita que les entregó la Autopista Central

Juan Facundo Quiroga, caudillo riojano, 1740-1835

El mundo de las animitas : una plegaria al más allá

Animita y cruces en el desierto

Animita de Ita

"Animita" de Romualdito en calle San Borja, Estación Central

Gruta de la "Malvinita" en la que fue su casa habitación

Imágenes religiosas y placas de agradecimiento

Placas de agradecimiento y muñeca

Emilio Dubois: rehusó abogados y asumió su defensa: negó los asesinatos: no aceptó que se le vendara la vista en el fusilamiento

Cristo en las animitas

Animitas

Conjunto de fotografías de animitas

Animita en el desierto [fotografía]

Animita en medio de un campo de la zona central

1907

Descripción

Muere fusilado Emile Dubois. Puesta en duda su culpabilidad por el sentir popular, comenzaron a gestarse expresiones de devoción en su tumba en el cementerio de Playa Ancha, devoción que permanece vigente hasta hoy.

1924

Descripción

Muere trágica e inesperadamente Evaristo Montt, al pasar junto a un ferrocarril que hiciera explosión. Su animita recibe visitas y peticiones hasta hoy.

1933

Descripción

Romualdo Ivanni Sambelli muere asesinado en el lugar en que hoy se levanta su animita, una de las más antiguas y famosas de Santiago.

1945

Descripción

Muere asesinada por su padrastro Marina Silva, la niña cuya animita ocupa hoy un lugar considerable dentro del Parque O' Higgins.

1963

Descripción

El 30 de Abril muere fusilado Jorge del Carmen Valenzuela, el Chacal de Nahueltoro, tras negársele el indulto presidencial.

1975

Descripción

El culto de la Difunta Correa llega a Chile producto de la devoción de algunos camioneros provenientes de Argentina, país de origen del culto.

1979

Descripción

Se lleva a cabo en Puebla el tercer encuentro de la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, donde se discutió con consecuencias relevantes la relación de la Iglesia Católica con las expresiones de religiosidad popular.

1996

Descripción

Muere Oreste Plath, estudioso del folklor chileno y precursor en el estudio e investigación del fenómeno de las animitas.

2001

Descripción

Comienzan las primeras operaciones de construcción de la Autopista Central, iniciándose un conflicto por el desplazamiento de alrededor de 89 animitas dispuestas en el trazado original.

Las animitas son parte del folklore popular". retr.

Pastor de encuentro : 31 años en el ministerio de la piedad popular : homenaje al P. Raúl Feres Shalup. Santiago de Chile :Conferencia Episcopal Chile :2005?. 275 p. :il. ;25 cm.

Revista del Domingo. Santiago :[s.n.],1966-. v. :il. (algunas col.) ;36 cm.

Análisis. Santiago,Soc. Periodística Emisión Limitada,1977-1993;2007. v. :il. ;27 cm.

Mitos y supersticiones : recogidos de la tradición oral chilena : con referencias comparativas a los otros países latinos. Santiago de Chile :Impr. Universitaria,1915. xx, 342 p. ;23 cm.

Historia y misión : ponencias, aportes y experiencias. Santiago, Chile :Ediciones Mundo[1977]. 356 p. ;25 cm.

La Nación. Santiago :Talls. Graf. La Nación,1917-2010. v. :il. ;38 cm.

La Tercera de la hora. Santiago :[s.n.],1950-1986. 37 v. :il. ;38 cm.

Las Ultimas noticias. Santiago :Talleres El Mercurio,1902-. v. :il. ;38 cm.

El sábado. Santiago :El Mercurio S.A.P.,1998-. v. :il. ;30 cm.

Religiosidad y fe en América Latina : ponencias y documentos informativos del Encuentro Latinoamericano de Religiosidad Popular celebrado en Santiago de Chile, dic. 1973. Santiago :Eds. Mundo,1975. 200 p. ;25 cm.

En viaje. Santiago :La Empresa,1933-1973. v. :il. (algunas col.), retrs. ;24 cm.

Vea. Santiago :Soc. Ed. Rev. Vea,1939-. 62 v. :il. (algunas col.) ;27 cm.

La Revista católica. Santiago :El Seminario,1843-. v. ;31 cm.

El Mercurio de Antofagasta. Antofagasta :Empresa Periodística El Norte,1906-. v. ;il. ;76 cm.

El purgatorio descubierto a la piedad de ls vivientes, ó sea, Semana y breve cuotidiano ejercicio para alivio de las almas del purgatorio. Mexico :Impr. de Luis Abadiano y Valdés,1836. 23 p. ;10 cm.

La fe del pueblo : exposición sobre religiosidad popular : 4 de octubre al 30 de noviembre de 1995, Sala Cervantes Biblioteca Nacional. Santiago :DIBAM,1995. 32 p. :il. ;25 cm.

La evangelización en el presente y en el futuro de América Latina : Puebla : conclusiones de la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. Santiago :C.E.CH.,1979. 707 p., [7] p. de láms. ;18 cm.

El Mercurio. Santiago :Talleres El Mercurio,1900-. v. :il. ;62 cm.

La Cuarta. Santiago :[s.n.],1984-. v. :il. (algunas col.) ;38 cm.

Aliaga Rojas, Fernando

Religiosidad popular chilena : visión histórica. Santiago :Paulinas,1992. 49 p. ;18 cm.

Forch, Juan

Animitas : templos de Chile. Santiago de Chile :Edit. Cuarto Propio,2003. 104 p. :principalmente il. col. ;21 cm.

Gumberger, Elisabeth

Exposición: de ánimas y mandas animitas chilenas desde el subsuelo. [Talca, Chile :Biblioteca Regional,2003]. 94 p. :il. col., retrs.;21 cm.

Hirmas, Abraham

Emilio Dubois : un genio del crimen. Santiago de Chile :Zig-Zag,1967. 154 p. ;21 cm.

Ibáñez, Adolfo

Regionalización de las artes populares chilenas. Concepción :Universidad de Concepción,1979. p. 169-237, 14 p. de láms. :il. ;26 cm.

Iglesia Católica.Congregatio pro Sacramentis et Cultu Divino

Directorio sobre la piedad popular y la liturgia : principios y orientaciones. Santiago de Chile :San Pablo,2003. 268 p. ;18 cm.

Lira Latuz, Claudia

El rumor de las casitas vacías : estética de la animita. Santiago de Chile :Universidad Católica de Chile,2002. 159 p. ;21 cm.

Manns, Patricio

La vida privada de Emile Dubois. Santiago de Chile :Aguilar Chilena de Ediciones,2004. 204 p. ;23 cm.

Parker G., Cristián

Animitas, machis y santiguadoras : creencias religiosas y cultura popular en el Bío Bío. Santiago :Rehue :c1992. 233 p. :il., planos ;19 cm.

Otra lógica en América Latina : religión popular y modernización capitalista. México :Fondo de Cultura Económica,1993. 407 p. :diagrs. ;21 cm.

Plath, Oreste

L'animita : hagiografía folklórica. Santiago :P&P Edit.,1993. 209 p., [26] p. de láms. :retrs. ;19 cm.

Santos populares. retr.

Salinas Campos, Maximiliano A.

Historia del pueblo de Dios en Chile : la evolución del cristianismo desde la perspectiva de los pobres. Santiago :Eds. Rehue,1987. 295 p. :il., mapas ;18 cm.

Ysern de Arce, Juan Luis

La manda en la religiosidad popular : liturgia del umbral. Santiago :Eds. Paulinas,1974. 54 p. ;22 cm.

Animitas en la orilla del camino. Un hombre pasa en carreta con bueyes [fotografía]
Animita en el campo [fotografía]
Animita en medio de un campo de la zona central
Animita en el desierto

Clasificaciones

    Las investigaciones de Memoria Chilena, Biblioteca Nacional de Chile (DIBAM) están bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported, a excepción de sus objetos digitales.

    imagen btn.png