Subir

Memoria Chilena digitaliza colección completa de revista Sucesos

La revista, editada en Valparaíso entre los años 1902 y 1932, es una de las publicaciones magazinescas más destacadas de la época. Actualmente, la Biblioteca Nacional de Chile trabaja en la digitalización de más de 1500 números.

04 de julio de 2013

imagen recurso_1.jpg

Considerada uno de los semanarios ilustrados de actualidades más importantes de su tiempo, la revista Sucesos fue también un verdadero fenómeno de ventas, pionera en el uso de las nuevas tecnologías. A pesar de hablar principalmente de los últimos acontecimientos sociales y políticos del puerto, su influencia superó los márgenes de Valparaíso, gracias a una amplia red de distribuidores y suscriptores en la capital, así como de corresponsales en provincias.

La digitalización de la colección completa de Sucesos, que se resguarda en la Biblioteca Nacional (más de 1500 números), ya se encuentra en su etapa final (catalogación), por lo que se estima que estará disponible para nuestros lectores durante 2014.

"Sucesos es una fuente de época muy valiosa, en la que encontramos por ejemplo algunas de las primeras imágenes de personajes retratados en el contexto de un paseo o de otras actividades sociales, junto al desarrollo de una incipiente crónica urbana", reflexiona sobre la importancia de su digitalización Macarena Dölz, editora de Memoria Chilena.

Sátira, información económica relevante para los distintos gremios del puerto, política nacional, crónica y vida social son algunos de los tópicos abordados por el semanario, que se publicó durante 30 años ininterrumpidos. Sucesos se distinguió de publicaciones de la misma época, como Zig-Zag, por poner un fuerte acento en la contingencia y cubrir acontecimientos como lahuelga portuaria de 1903 en Valparaíso. "Puede decirse que, sin dejar de lado la cobertura del mundo político y el registro de la vida social de las clases más acomodadas, es una de las primeras publicaciones que amplía el foco hacia el mundo popular urbano. Hay un retrato de ese mundo y esa cultura que no encontramos en otros medios de la época", enfatiza Dölz. 

Otro de los géneros desarrollados por la revista fue la crónica roja, cuyos pioneros artículos incluían imágenes sin censura de escenas criminales.

La publicación contó además con un equipo de colaboradores artísticos de lujo, encabezado en un principio por el alemán Carlos Wiedner (relevado luego en la dirección artística por Jorge "Coke" Délano, cineasta e ilustrador en publicaciones como El Peneca y El Diario Ilustrado). Semana a semana, la revista llevaba las ilustraciones y caricaturas del equipo integrado por dibujantes como Edmundo Searle (también colaborador de Zig-Zag), Tomás Allende "Fly", y Francisco Benavente.

Junto a Sucesos -de la que actualmente se encuentra disponible en Memoria Chilena solo un número completo-, se digitalizarán durante este año otras publicaciones periódicas del siglo XX, como la Revista Industrial Femenina (1912-1914), el magazine Para Todos (1927-1931) y la revista Estadio, entre otras. Estas publicaciones engrosarán la hemeroteca digital de Memoria Chilena, que ya incluye los años iniciales de la revista Zig-Zag (1905-1964) y la colección completa de Selecta (1909-1912), Familia (1910-1928), Pacífico Magazine (1913-1921) y En Viaje(1933-1973), reconocidas entre las publicaciones misceláneas chilenas más importantes de la primera mitad del siglo XX.

Recursos asociados

imagen recurso_1.jpg