Subir

Fray Camilo Henríquez

Nacido en Valdivia, Camilo Henríquez se fugó a temprana edad de su casa, embarcándose hacia el Perú. Acogido allí por un bodegonero chileno, ingresó en Lima al convento de los Padres de la Buena Muerte, frailes encargados de la asistencia a los moribundos. Allí se dedicó a la lectura de los filósofos ilustrados, lo que no tardó en traerle problemas con el Tribunal del Santo Oficio, de cuyas mazmorras lo rescató su orden religiosa. Tras un viaje a Quito para resolver problemas financieros de su convento, en 1811 se embarcó hacia Chile, donde se sumó de manera entusiasta a la causa independentista. Escribió una serie de arengas bajo el pseudónimo de Quirino Lemachez, instando a los criollos a romper definitivamente con la metrópoli. Fundó la Aurora de Chile, el primer periódico nacional, dirigiendo también otras publicaciones que aparecieron posteriormente como El Monitor Araucano y el Semanario Republicano. Tras el desastre de Rancagua (1814) emigró a Argentina, como la gran mayoría de los patriotas, lugar en donde continuó sus estudios y se recibió de médico. Permaneció en ese país hasta 1822, cuando Bernardo O'Higgins lo llamó para dirigir El Mercurio de Chile. Agobiado por la pobreza y las enfermedades, murió el 17 de marzo de 1824, quedando para la posteridad como uno de los ideólogos más importantes de la Independencia y el fundador del primer periódico nacional.