Subir

La luz de la cultura chilena en el exilio

Araucaria de Chile (1978-1989)

Inicialmente radicada en París y más tarde en Madrid, la revista Araucaria se propuso servir como vínculo entre los intelectuales exiliados, tanto chilenos como latinoamericanos. Fue dirigida por Volodia Teitelboim y llegó a más de 37 países de todo el mundo.

Tras el golpe de Estado de 1973 la sociedad chilena vivió una honda ruptura. Un gran número de compatriotas partieron al exilio, entre ellos muchos intelectuales y artistas, que vivieron en carne propia el destierro y la diáspora debido a sus simpatías con el gobierno del doctor Salvador Allende. Así, la cultura chilena vivió -como el resto de la sociedad- el quiebre entre el "adentro" de quienes quedaron en el país, y el doloroso "afuera" de los que partieron.

Esta experiencia, sin embargo, dio numerosos y valiosos frutos, pues la actividad cultural y de solidaria fue el motor que impulsó una vigorosa producción artística e intelectual entre aquellos que debieron salir de Chile. La actividad literaria y creativa del exilio chileno hizo surgir una vasta red alrededor del mundo, muchas veces articulada en torno a revistas, tanto políticas como culturales, que animaban los círculos del exilio chileno.

Araucaria de Chile fue posiblemente una de las revistas que tuvo mayor repercusión, principalmente por la capacidad que tuvo de agrupar en torno suyo a gran parte de los más destacados escritores, artistas e intelectuales del exilio no sólo chileno, sino latinoamericano.

Fundada en 1978, Araucaria de Chile fue dirigida por Volodia Teitelboim y contó con la colaboración en la edición de Carlos Orellana (1928-2013). Esta revista logró desde sus inicios -a pesar de ser una iniciativa principalmente vinculada al Partido Comunista- hacer confluir en sus páginas el pensamiento y la obra de numerosos artistas e intelectuales, llegando en su momento de mayor auge a más de 37 países de todo el mundo. Logró así el cometido que se propuso en su primer número: "Araucaria anhela convertirse en una expresión exigente y unificadora de la intelectualidad chilena avanzada que vive dentro y fuera de las fronteras (...). Nuestra es la esperanza. Y la decisión de lucha. Frente al apagón cultural, corresponde encender todas las luces. Araucaria prende hoy su linterna viajera. Estamos ciertos de que su luz clara se proyectará más potente en la medida del tiempo y de la cooperación de aquellos a quienes va dirigida."

Inicialmente radicada en París y más tarde en Madrid, Araucaria de Chile fue un espacio privilegiado del debate cultural latinoamericano, ya que entre los miembros de su comité de redacción y sus colaboradores se encontraban algunos de los más destacados artistas e intelectuales latinoamericanos y chilenos, que hicieron de esta revista no sólo una eficaz herramienta de denuncia contra la dictadura, sino una experiencia editorial de un enorme valor para la construcción identitaria y la discusión del conjunto del campo intelectual exiliado en esos momentos.

Araucaria de Chile no sólo permitió dar continuidad al desarrollo cultural en el exilio, sino que mantuvo un vínculo constante con las expresiones desarrolladas en Chile en ámbitos tan variados como la historia, la poesía, la literatura, la música y la plástica, que tuvieron permanentemente un espacio en la revista a través de sus portadas.

Como señaló la editorial de su último número, "su publicación cesa en correspondencia con el cese del exilio mismo, que empieza a ser una experiencia radicada en el pasado desde el instante en que, por decisión popular inexorable, se ha puesto fin en Chile a la dictadura (...). En doce de los dieciséis años que duró el tenebroso paréntesis asociado para siempre al nombre de Pinochet, nuestra revista fue una luz constantemente encendida (...)."

Revista

Portada que reproduce una obra de Mario Toral, 1980

Margarita Aguirre en la entrada de las Tumbas Ming, China, 1960

Armando Uribe Arce, 1933-

Texto no definido

Portada que reproduce una obra de Nemesio Antúnez, 1980

Portada que reproduce fotografía de Rodrigo Rojas, 1988

Portada que reproduce una obra de Rafael Vega-Querat, 1979

Fernando Alegría, hacia 1970

Portada que reproduce un dibujo de Fernando Krahn, 1980

Portada que reproduce una obra de Roberto Matta, 1978

Humberto Díaz-Casanueva, 1906-1992

Portada que reproduce fotografía de Fernando Orellana, 1982

Portada que reproduce una obra de Juan Bernal Ponce, 1980

Volodia Teitelboim junto al poeta español Rafael Alberti

Volodia Teitelboim en homenaje a Pablo Neruda, junto al escritor Francisco Coloane y el crítico Luis Sánchez Latorre

Luis Enrique Délano, 1907-1985

Mural : los jóvenes quieren la libertad, 1986

Portada que reproduce una obra de José Balmes, 1981

Portada que reproduce una obra de Eduardo Bonati, 1980

Claudio Giaconi, 1927-

Juvencio Valle, hacia 1960

Arpillera realizada por las mujeres de los presos políticos chilenos, 1979

Portada que reproduce grabado de Santos Chávez, 1983

Portada que reproduce una obra de Gracia Barrios, 1978

Alfonso Calderón, 1984

Portada realizada por el pintor argentino Luis Felipe Noé, 1985

Portada realizada por el pintor Guillermo Núñez, 1978

Volodia Teitelboim junto al escritor Poli Délano, 1997

Portada que reproduce fotografía de Leonora Vicuña, 1988

Francisco Coloane en 1964

1978

Descripción

Con su redacción instalada en París, comienza a aparecer la revista Araucaria de Chile, dirigida por Volodia Teitelboim

1982

Descripción

Aparece el número 17 de Araucaria de Chile, dedicado a los 60 años del Partido Comunista

1983

Descripción

Comienza la llegada de los primeros exiliados autorizados a volver al país por la dictadura

1984

Descripción

La redacción de Araucaria de Chile se traslada a Madrid, donde funcionará hasta su cierre

1985

Descripción

En su número 30, la revista Araucaria dedica numerosas páginas a los recientes asesinatos en Chile de Manuel Guerrero, José Manuel Parada, Santiago Nattino y los hermanos Rafael y Eduardo Vergara. Abren el número artículos de Humberto Díaz Casanueva, Luis Alberto Mansilla y Luis Sánchez Latorre

1988

Descripción

Pinochet pierde el plebiscito convocado para prorrogar su mandato. Se inicia el camino de retorno a la democracia en Chile

1989

Descripción

La revista Araucaria de Chile, una vez terminada la dictadura, cierra sus puertas, terminando con 12 años de fructífera labor en el exilio

2007

Descripción

El Archivo del Escritor de la Biblioteca Nacional recibe en calidad de donación una selección de cartas originales pertenecientes a la correspondencia sostenida por revista Araucaria de Chile con sus colaboradores y corresponsales entre 1977 y 1988

Araucaria de Chile. Madrid :Ediciones Michay,1978-1989. 12v. :il. ;22 cm.

MC0030802
MC0030803

Clasificaciones

Las investigaciones de Memoria Chilena, Biblioteca Nacional de Chile (DIBAM) están bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported, a excepción de sus objetos digitales.

imagen btn.png