Subir

Guerra contra España (1865-1866)

El origen de este conflicto residió en el enfrentamiento entre un hacendado peruano y los maltratados colonos españoles de su plantación, que se defendieron con armas. La justicia peruana falló a favor del hacendado. Como reparación, una expedición "científica" española que entonces navegaba por el Pacífico tomó las islas peruanas Chinchas en abril de 1864. En el fragor del ideal americanista y al coincidir con la ocupación española de México y Santo Domingo, los políticos chilenos consideraron esa ocupación como una agresión colonialista a la independencia de la región. España reclamó a La Moneda que le impidiera a sus buques abastecerse de carbón declarándolo contrabando de guerra, sin hacer lo mismo con los buques peruanos. Reclamó también que hubiera instigado al Congreso Americano a emitir una protesta que, a su juicio, violaba el tratado hispano-chileno vigente. Para salir del paso, el representante español y el gobierno chileno firmaron un tratado de entendimiento, pero fue desautorizado en Madrid. El nuevo representante español expidió un ultimátum que exigió a Chile satisfacciones por las ofensas recibidas bajo amenaza de destruir su puerto principal o establecimientos carboníferos. La Moneda no aceptó el ultimátum a pesar de que el país no estaba preparado para la guerra y declaró la guerra el 24 de septiembre de 1865. Tomó una serie de medidas económicas y militares para armar una Escuadra y para conseguir la ayuda de la flota peruana. Sin embargo, ésta no pudo llegar hasta después del combate de Papudo, por estar Perú enfrascado en una guerra interna. En el combate de Abtao y otras escaramuzas, la fuerza hispana no logró dañar a la escuadra chileno-peruana, por lo cual se concentró en Valparaíso. Al negarse Chile a devolver la nave enemiga capturada en Papudo y a darle las demás satisfacciones exigidas, la escuadra hispana bombardeó la ciudad el 31 de marzo de 1866. Después, zarpó al Callao, donde fue tan duramente castigada que debió abandonar Sudamérica. El estallido de una revolución en Perú exigió el retorno de los buques peruanos, lo que disolvió la escuadra aliada. En 1867, Chile suscribió con España un tratado de tregua, refrendado después por un armisticio en 1871 y por un tratado de paz definitivo en 1883.