Subir

Sociedad Explotadora del Baker

En 1904 se dio inicio al primer intento de colonización del valle del río Baker, al sur de Aysén, con la constitución de la Sociedad Explotadora del Baker. Esta sociedad recibió en arrendamiento, por parte del Estado, 797.500 hectáreas, comprometiéndose a instalar 1.000 familias de colonos y sacar su producción por el Pacífico, para lo cual se requería la construcción de una senda desde los valles interiores hasta el mar. Hacia 1909 el proyecto había fracasado completamente y 120 obreros de la Compañía murieron en misteriosas circunstancias, presumiblemente envenenados para evitar el pago de salarios.

En 1916 el territorio del Baker fue nuevamente entregado en concesión a la Sociedad Estancia Posadas de Hobbs y Cía., la que contrató a Lucas Bridges para hacerse cargo de la empresa. Bridges, hijo de un misionero anglicano fundador de Ushuaia, criado en Tierra del Fuego y de amplia experiencia en el ámbito, realizó ingentes esfuerzos para abrir la ruta hacia el Pacífico, para lo que habilitó el puerto de Bajo Piragua en la desembocadura del Baker. Sin embargo, el elevado costo de esa ruta y los conflictos con colonos que se habían establecido espontáneamente en la región, obligaron a la sociedad concesionaria a concentrar sus propiedades en el valle Chacabuco, a lo que quedó reducido el arrendamiento en 1929, tras la creación del territorio de Aysén. En 1954 se fundó oficialmente el pueblo de Cochrane, en el valle del río del mismo nombre, convirtiéndose en el núcleo de una vasta zona todavía escasamente poblada y de difícil acceso.