Reanudarla tres años después

Enrique Espinoza en julio de 1941 interrumpió la publicación mensual de la revista, para reiniciarla tres años después, en enero de 1944. Con el regreso de Babel se incorporaron nuevos colaboradores intelectuales y se comenzó a editar bimestralmente. También, presentó una nueva orientación en su contenido, alineándose a un ideario pacifista humanista, vinculado a la resistencia contra el fascismo y el nacional-socialismo europeos de las décadas del 30' y 40'.