Subir

Cagliostro

En 1934 Vicente Huidobro publicó una de sus más interesantes apuestas literarias: Cagliostro. Este ambiocioso y vanguardista proyecto consistió en una novela que integró elementos del cine; es decir, es una narración con características de guión cinematográfico. Su original texto fue premiado en un concurso de guiones organizado en Europa, entre cuyo jurado se encontraba Charles Chaplin. El premio consistió en diez mil dólares y la filmación de su "novela film". La mitología dice que el rodaje se hizo, pero fue una de las últimas películas mudas. El avance tecnológico alcanzado por el cine sonoro sepultó esta nueva corriente literaria.

En el prefacio de Cagliostro, el propio Huidobro señala: "Es una novela visual. En ella la técnica, los medios de expresión, los acontecimientos elegidos, concurren hacia una forma realmente cinematográfica. Creo que el público de hoy, con la costumbre que tiene del cinematógrafo, puede comprender sin gran dificultad una novela de este género".