Subir

Radicales y reformistas

El golpe militar del 4 de septiembre de 1811, liderado por los hermanos Carrera con el apoyo de Juan Martínez de Rosas y la familia Larraín Salas, emprendió una serie de reformas que pueden considerarse influidas por las ideas ilustradas como, la prohibición de la venta por remate público de cargos en los cabildos, los que debían ser llenados únicamente por elección; la designación de una comisión constituyente; el aumento de los impuestos; la abolición de los derechos parroquiales por concepto de bautizos, matrimonios y entierros; la fundación de cementerios únicamente fuera del perímetro de las ciudades; la "libertad de vientre"; el diseño de planes educacionales y el acercamiento político con Buenos Aires. Al consolidarse José Miguel Carrera en el poder, decretó una serie de medidas tendientes a profundizar la independencia y la adopción de ideas republicanas.