Subir

Agustín Edwards Ossandón

Agustín Edwards Ossandón, hijo de George Edwards Brown, nació el 20 de mayo de 1815 en la ciudad de La Serena. Durante la primera mitad del siglo XIX comenzó un importante auge minero en el norte de Chile, causado por el descubrimiento de las minas de Chañarcillo (1832) y Tres puntas (1848). En 1835, Agustín Edwards Ossandón, se trasladó a Vallenar para trabajar como "habilitador", es decir, negociaba como prestamista con los trabajadores mineros.

Agustín Ross narra el rol de negociador de Edwards afirmando que "su espíritu mercantil le habilitaba para adquirir las mercaderías en buenas condiciones y los mineros le reembolsaban en los metales o ejes, principalmente de cobre, pero también de plata que producían las minas. Estos metales él los revendía, los beneficiaba o los exportaba al principio por el puerto de Huasco, a las fundaciones de la costa o al extranjero, cuando sus operaciones tomaron cuerpo." (Ross, Agustín. Reminicencias históricas sobre Don Agustín Edwards Ossandón y sobre el origen de sus negocios, Santiago, 1925, p.17). Este tipo de negocios fue el que, luego de unas décadas, hizo de Edwards uno de los hombres más ricos del país. En esa misma época, Edwards fue el principal financista de la Compañia de Ferrocarril de Copiapó S.A y de la Cía Chilena de Seguros.

En 1851, Agustín Edwards se casó con su sobrina Juana Ross Edwards. Ese mismo año, el matrimonio se trasladó hacia Valparaíso, en donde funda la casa bancaria Agustín Edwards y Cía. Tanto las actividades bancarias como las operaciones mineras forjaron la fortuna de la familia Edwards durante el siglo XIX. Ya a finales del siglo, Edwards se desempeñó como diputado (1871-1876) y como senador (1876-1879) por la región de Valparaíso, sin concretar sus laborales parlamentarias ya que "no concurrió a las sesiones, en parte por sus problemas de salud y porque no gustaba de venir a Santiago" (Nazer, Ricardo. "La fortuna de Agustín Edwards Ossandón: 1815-1878", en Revista Historia, Vol 33, 2000, p.376).

En 1877, Agustín Edwards, adquiere El Mercurio de Valparaíso. Un año después muere en La Quinta de Los Sauces, en Limache.