Subir

Javiera Carrera

Javiera Carrera Verdugo nació en Santiago en 1781. Contrajo matrimonio con Manuel de la Lastra y Sotta, de quien enviudó en 1800 y luego se casó en segundas nupcias con Pedro Díaz de Valdés, asesor de la Capitanía General. Aunque recibió la educación tradicional que se les entregaba a las mujeres de su condición social, destacó por su conocida inteligencia. Reconocida anfitriona santiaguina de principios del siglo XIX, experimentó una azarosa vida al abandonar a su esposo e hijos y autoexiliarse para seguir los pasos de sus tres hermanos. En 1814 cruzó la Cordillera de los Andes rumbo a las Provincias Unidas del Río de la Plata; residió en Mendoza y luego en Buenos Aires. Junto a las penurias económicas que padeció en la época, tuvo que enfrentar la muerte de sus hermanos Juan José y Luis en Mendoza en 1818, y luego la de José Miguel en 1821. Su retorno a Chile sólo se produjo en 1824 tras la abdicación de Bernardo O´Higgins. El resto de su vida transcurrió confinada en su hacienda de El Monte, concentrándose en la vida doméstica y en obras de caridad, muriéndose a los 80 años.

La figura de Javiera Carrera fue objeto de temprana admiración y curiosidad en el siglo XIX. Maria Graham, Miguel Luis Amunátegui, Vicente Grez y Benjamín Vicuña Mackenna escribieron obras donde resaltaron su compromiso con la causa patriota y la defensa a sus hermanos José Miguel, Luis y Juan José. Retratada por estos y otros autores como una mujer fuerte, decidida, instruida y para algunos, casi viril, lo cierto es que su biografía es aún una tarea pendiente.