Alicia Morel

Nacida en 1921, Alicia Morel, desde muy pequeña, fue una gran lectora, siendo sus preferidos Barba Azul, El gigante egoísta, de Oscar Wilde, El ruiseñor y La reina de las nieves, de Andersen, mucho de lo que escribió Selma Lagerlöf y Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll. La originalidad y el carácter fantástico de su obra posterior, se originarían en estas lecturas de infancia. Alicia Morel, así lo afirma: "Nací escritora para niños; creo que pocos autores se atreverían a decirlo, porque en Chile no se considera como literatura propiamente tal a la infantil. No me he limitado solamente a este género, pero sé que mi facilidad está en él".

Su larga trayectoria, comienza con la publicación de un libro de poemas en 1938: En el campo y la ciudad, el que edita con la ayuda de su padre. Dos años después sorprende con su libro Juan, Juanillo y la abuela.

En 1954, incursiona en el medio radial para difundir su obra. El actor Enrique Heine, la cantante Meche Videla y la actriz Eliana Simpson, dan vida a sus relatos, que reunidos son rotulados como los "Cuentos de la Hormiguita Cantora y el Duende Melodía". Más adelante, son publicados en El Peneca y en 1956, son editados en forma de libro.

Paralelamente, colabora en proyectos educativos y crea una revista de circulación interna para la antigua Caja de Compensación ASIMET. También, participa en la revista El Volantín, que aparece dos veces al año y fue presidenta del IBBY en 1968.

En 1969, se traslada a Valdivia y allí escribe El increíble mundo de Llanca, Cuentos araucanos, La gente de la tierra, ambos incluidos en la Lista de Honor del IBBY.

A fines de los años 70, junto a Marcela Paz escribe Perico trepa por Chile, libro que tiene hoy más de 30 reediciones.

Otra área en que se ha desempeñado, es el teatro para niños y los títeres. A partir de este interés, nace La flauta encantada, editada por Andrés Bello y Hagamos títeres, de editorial Patris.