Maité Allamand

Maité Allamand nació en 1911 y transcurrió su infancia en el campo, un espacio que sin duda influyó más tarde en su obra, así por ejemplo su primer libro se tituló Cosas de campo (1933).

Se interesó por la literatura infantil, porque descubrió que por medio de ella Chile podía darse a conocer mágicamente: "Al niño chileno hay que darle libros chilenos, que le muestren todo lo bonito que tenemos aquí: nuestros árboles, pájaros y flores".

En combinación con su escritura, fue directora del Pen Club y perteneció al IBBY. También, obtuvo diversos premios, entre ellos, el Municipal de Cuento, en 1961.

Algunos de sus libros son: El buzón colorado, Cerrín quería crecer, La comadre embotellada, La niña de las trenzas de lana, El sueño y la lumbre y Los pescadores de reflejo.