Subir

Paisajes

Salto de Agua, 29 de agosto de 1822

"Caballo y jinete encontrábase poco después ilesos en la cima del peñón, a unos doscientos cincuenta pies, antes más que menos, sobre la cumbre, de donde divisamos por primera vez el Salto, y en la cual hay un pequeño villorrio. Me bajé del caballo, y con la ayuda de dos de los compañeros atravesé uno de los canales para dominar el conjunto de la obra y de las caídas de agua. No habíamos descendido, perceptiblemente al menos, desde que salimos de Santiago; sin embargo, aunque habíamos trepado el escarpado peñón del Salto, nos encontrábamos aún en el llano de la ciudad, con un elevado cerro entre ella y nosotros, de bases desiguales, de modo que la falda Norte descansa bajo las cascadas y la falda sur, sobre ellas. A uno y otro lado la región parece a la simple vista perfectamente a nivel".

Angostura de Paine, 9 de septiembre de 1822

"Llegamos por fin a un pésimo y fangoso camino a orillas del estero de Paine, que desciende rápidamente de un contrafuerte de la cordillera que avanza aquí casi hasta el cerro de Pangue y forma el estrecho paso o Angostura de Paine, comúnmente llamado la Angostura, por el cual va el camino de Rancagua. Desde Paine, donde hay una casa de postas, el camino sigue entre dos filas de magníficos árboles, principalmente maitenes; y casas de campo y hermosas plantaciones, reemplazan la extensa y desolada llanura que acabamos de pasar".

Ver viaje a la Laguna Aculeo y Juan Fernández