Subir

Revolución de 1851

La revolución de 1851 estalló en las ciudades de La Serena y Concepción. Este movimiento armado iba dirigido en contra del excesivo autoritarismo y centralismo del gobierno, y a favor de una ampliación de la libertad electoral.

Los actos revolucionarios fueron aplastados por las fuerzas del gobierno y, con el fin de evitar nuevos problemas, la mayoría del Congreso Nacional aprobó prorrogar por catorce meses más una ley de facultades extraordinarias, lo que dio al Presidente Montt amplios poderes políticos.

La importancia de esta revolución está en que fue la última sublevación de las provincias que puso en duda el poder de Santiago para centralizar la vida política y administrativa del país. A partir de entonces, no se volverán a producir movimientos de importancia en este sentido, marcando el predominio del centro del país sobre las demás partes del territorio.