Julio César Jobet

Nació en la aldea de Perquenco en 1912 en la provincia de Cautín, descendiente de agricultores franceses y españoles que llegaron a colonizar la frontera durante el siglo XIX. Luego de cursar sus estudios secundarios en el Liceo de hombres de Temuco, ingresó al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile recibiéndose en 1938 como profesor de historia, geografía y educación cívica. Contrajo matrimonio con Elisa Rodríguez Muñoz con quien formó su familia de la cual Gastón Jobet Rodríguez sería su único hijo. Más tarde ejerció la docencia en distintos liceos del país, llegando a ocupar un prestigioso lugar entre los académicos de la Facultad de Filosofía y Educación de la Universidad de Chile. Colaborador de diversas publicaciones, revistas y folletos, Jobet se convirtió en un emblemático representante del Partido Socialista. Se definió a sí mismo como un "socialista humanista, como un defensor del afianzamiento y la extensión de la democracia, por medio de la implantación de la justicia social y de la libertad", su obra historiográfica da fiel reflejo de su compromiso militante.

Su amplia producción literaria quedó consagrada en las páginas de sus obras más emblemáticas: Los fundamentos del marxismo (1939); Santiago Arcos Arlegui y la sociedad de la Igualdad: Un socialista utopista Chileno (1942); Ensayo crítico del desarrollo económico-social de Chile (1951); Luis Emilio Recabarren: los orígenes del movimiento obrero y del socialismo chileno (1955); Los precursores del pensamiento social de Chile (1956); y El Partido Socialista de Chile (1971).

Desde 1973 una severa trombosis marcó sus últimos años, sin embargo, no le impidió participar en foros historiográficos y en el proceso de reconstrucción del Partido Socialista. Tras su muerte en 1980 su figura se recuerda como la de un destacado profesor, historiador, intelectual y filósofo, analista literario y escritor, que entregó en vida decenas de publicaciones de las cuales presentamos una breve selección crítica y literaria.