Cuadernos de Educación Popular

Cuadernos de Educación Popular fue una colección de la Editora Nacional Quimantú cuyo objetivo prioritario fue entregar elementos de educación política a "las grandes masas" para que participaran activamente en el proceso político que vivía Chile durante el gobierno de la Unidad Popular. Esta colección estaba dividida en dos series. La primera correspondía a la entrega de textos en los que se explicaban conceptos ideológicos que permitiera a los trabajadores entender el proceso que vivía el país y las etapas para alcanzar un sistema socialista. La segunda, para luchar por el socialismo, abordaba las formas de organización ciudadana y las claves para avanzar en el desarrollo del socialismo.

Sus directoras, Marta Harnecker y Gabriela Uribe, en la presentación de Explotados y Explotadores, primer número de esta colección, señalan: "Las revoluciones no las hacen los individuos, las 'personalidades', por muy brillantes o heroicas que ellas sean. Las revoluciones sociales las hacen las masas populares (...) Es por ello que una de las tareas más urgentes del momento es que los trabajadores se eduquen, que eleven su nivel de conciencia, que se capaciten para responder a las nuevas responsabilidades que surgen del proceso revolucionario que vive nuestro país.

Los Cuadernos de Educación Popular responden a la necesidad que tiene cada país de producir sus propios textos de educación política para elevar la conciencia de las grandes masas y permitir que sean ellas quienes construyan en forma efectiva y creadora su propio futuro".