Subir

Los Tres

La banda simbolo de los 90

En la música del grupo de rock más importante de Chile durante los años noventa se combinan influencias foráneas, como el rock'n roll y el jazz, con ritmos de raíz local, como la cueca o el bolero-sicodélico de grupos como Los Ángeles Negros. Nacidos en la sureña ciudad de Concepción en el año 1987, el grupo se articuló como cuarteto una vez que se mudaron a Santiago Álvaro Henríquez (voz y guitarra), Roberto "Titae" Lindl (bajo y contrabajo) y Francisco Molina (batería), y luego de la incorporación, en 1990, del guitarrista Ángel Parra, quien llegó a la banda luego de una larga preparación como guitarrista y la participación en bandas de jazz.

El primer disco de la agrupación, Los Tres (1991), tardó en ganar atención, pero una vez que saltó a las radios el tema "La primera vez", ya nada detuvo el ascenso del grupo. De sus dos primeros álbumes destacaron canciones como "Amor violento", "He barrido el sol" y "El aval", pero fue La espada y la pared, publicado en 1995, el disco que los consolidó como el más importante grupo chileno de rock desde Los Prisioneros. Seguidos en sus inicios fundamentalmente por un segmento juvenil, Los Tres consiguieron pronto el favoritismo de un público amplio y heterogéneo, que valoraba en sus producciones el enfoque integrador de géneros y épocas que las caracterizaba. Ante esta postiva acogida que ya trascendía fronteras, la cadena de videomúsica MTV Latino decidió extenderles la primera invitación a un grupo chileno para participar en su popular espacio "Unplugged". La grabación de ese concierto de septiembre de 1995 se convirtió más tarde en récord de ventas a nivel latinoamericano y sirvió, impensadamente, para masificar el legado del fallecido folclorista Roberto Parra, cuyas composiciones habían incluido en dicha oportunidad. El "jazz guachaca" y las "cuecas choras" se incorporaron desde entonces como número fijo de su repertorio.

De su profunda y genuina afición por ese folclore urbano jamás antes difundido en los medios de comunicación, nació la tradición de fiestas dieciocheras que el grupo inició en 1996 bajo el nombre "La Yein Fonda", instancia que por primera vez unió a cuequeros, cumbiancheros y rockeros sobre un mismo escenario.

La banda anunció un "receso indefinido" en abril del año 2000, poco después de publicar su disco La sangre en el cuerpo. La pausa duró seis años y mantuvo a sus integrantes ocupados en otros proyectos musicales, como Ángel Parra Trío, Los Titulares y Pettinellis. A excepción de Molina, los músicos se fueron reuniendo informalmente en esporádicas presentaciones en vivo, hasta que en marzo del 2006 se anunció la reunión de Henríquez, Parra y Lindl junto a un nuevo baterista. El disco Hágalo usted mismo y su serie de presentaciones fue la confirmación de un regreso con expectativas a largo plazo.