Santiago: calles viejas

En esta obra, Sady Zañartu hace una suerte de homenaje a la historia que tienen 38 de las principales calles santiaguinas, rescatando de este modo gran parte de lo que fueron los comienzos de la vida urbana en el siglo XVIII.

Sady Zañartu recorre calles como: Ahumada y Agustinas, entre otras, rescatando sus antiguos nombres y sus orígenes onomásticos, y desde ahí se sitúa para contar la historia a modo de crónica, recogiendo una tradición urbanística e histórica, pero desde un ámbito más cotidiano.

El mismo tópico es retomado en numerosos artículos, entre ellos el aquí recogido: "El Renacimiento del gusto colonial en Santiago".