Fundación de San Felipe

San Felipe fue fundada por el gobernador José Antonio Manso de Velasco el 3 de agosto de 1740, con el nombre de villa de San Felipe del Real. El acto no constituyó un hecho aislado, sino que se enmarcó en las reformas administrativas de América colonial introducidas por la casa de Borbón, a comienzos del siglo XVIII. Dichas reformas pretendían hacer más eficiente la administración colonial e incrementar los recursos obtenidos por la vía tributaria. En el aspecto territorial, los funcionarios borbónicos estimaban que la población de las Indias vivía demasiado dispersa, lo que dificultaba el control de sus actividades productivas y estimulaba los arreglos informales entre vecinos y burócratas locales que devenían en evasión de impuestos y abusos. El remedio propuesto fue estimular la vida urbana, ya que en ese medio la presencia del Estado es más efectiva; y como incentivo, la corona ofrecía a quien quisiera convertirse en vecino de una villa una serie de derechos políticos y privilegios que permitían al individuo ascender en la escala social.