Villa de Los Andes

Santa Rosa de Los Andes fue fundada el 31 de julio de 1791 por el gobernador Ambrosio O'Higgins, en torno a una parroquia franciscana ubicada cerca del río Aconcagua. La proximidad del camino cordillerano hacia Argentina permitió que los vecinos de la naciente villa se dedicaran a actividades relacionadas con la prestación de servicios a los viajeros, tales como comida, hospedaje, talaje para las bestias o herraje. Además, el entorno del pueblo disponía de excelentes suelos para el cultivo de diversos productos, cuya comercialización multiplicaba la dinámica económica de Los Andes.