volver

Pedro Balmaceda Toro (1868-1889)

La vida y obra de Pedro Balmaceda Toro estuvo rodeada de un aura de decadente belleza, propia del simbolismo que lo inspiró: amaba los libros clásicos y las revistas francesas...

Pedro Balmaceda Toro, 1886

Tipo: Minisitio

id BN: 3302063355728998530107238364702753841773533281869263026191478771622291647051716851717021938722322274762641827987729593529718300496315849

Propiedad intelectual: Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported

No ha tenido Chile poeta más poeta que él.
A nadie se le podría aplicar mejor el adjetivo de
Hamlet 'Dulce príncipe'

Rubén Darío

La vida y obra de Pedro Balmaceda Toro estuvo rodeada de un aura de decadente belleza, propia del simbolismo que lo inspiró: amaba los libros clásicos y las revistas francesas, Nouvelle Revue y la Revue de deux mondes, las obras de arte originales, la seda y los biombos chinos así como la lengua griega y sus diosas; había leído la crítica de Gautier, Musset y Saint Victor; conocía en detalle la pintura francesa, sin haber estado jamás en Francia; su músico predilecto era Chopin. "Balmaceda quiso mantener su estilo y su persona en la cúspide del refinamiento parisiense, y no sólo leyó mucho más en francés que en cualquier otra lengua, sino que además dio semblanzas francesas a sus dos principales seudónimos, A. de Gilbert, el más famoso e ilustre y Jean de Luçon, que firmaba ciertos artículos de La Época recibidos de París", apuntó Raúl Silva Castro en su archivo personal.

Tuvo un espíritu delicado en un cuerpo afectado de una grave deformación física y con una contextura enfermiza, que lo llevó a la muerte a los veintiún años. Lamentablemente, tan temprana partida dejaría inconclusos otros valiosos proyectos literarios: un volumen titulado Cuentos de Primavera y una investigación crítica de las principales galerías de pintura existentes en Santiago.

Su vida, cruzada por la fama política de su padre y el halo de debilidad que lo rodearía hasta su pronta muerte, fue retratada por Emilio Rodríguez Mendoza en su novela Última esperanza (1899).

Curiosamente, su herencia más valiosa no se reconoce en los innumerables artículos de prensa firmados como A. de Gilbert, algunos de ellos recopilados póstumamente por Manuel Rodríguez Mendoza a solicitud de su padre, el ex presidente José Manuel Balmaceda en Estudios y ensayos literarios, sino más bien en su capacidad de reconocer los nuevos talentos artísticos - tanto plásticos como literarios- que emergían y convocarlos a las apasionadas tertulias que realizaba en su casa, que era por ese entonces la Moneda, la casa de gobierno. Asimismo, otro de sus legados fue la fundación del antiguo Ateneo de Santiago.

El caso más emblemático fue, sin duda, el respaldo que dio a Rubén Darío desde el momento que lo conoció en la redacción del diario La Época. Le presentó a los autores parnasianos y simbolistas franceses que tenía en su biblioteca, Laconte Lisle, Catulle Mendes, Gautier, Beaudelaire, Verlaine; publicó su libro Abrojos (1887); lo convocó a participar en el certamen Varela, donde ganó un primer premio, además de solucionar sus problemas económicos encontrándole trabajo. Testimonio de ello dejó el poeta nicaragüense en A. de Gilbert, biografía de Pedro Balmaceda, escrito en homenaje a su amigo tempranamente muerto. Sin proponérselo, Pedro Balmaceda Toro impulsó el Modernismo literario latinoamericano desde Chile.

Ministio(s) relacionado(s):

Pedro Balmaceda Toro (1868-1889)

Bibliografía

Rodriguez Mendoza, E., 1875-1960

Como si fuera ayer!. Santiago :Minerva,[1919]. 497 p.19 cm.

Ultima Esperanza. Santiago :Imprenta Ercilla,1899. 91 p. ;18 cm.

Pacífico magazine. Santiago :Zig-Zag,1913-1921. 18 v. :il. (algunas col.) ;24 cm.

Las Tertulias de Pedro Balmaceda Toro

Araneda Bravo, Fidel

Un inspirador ignorado. retr.

Arthur Aránguiz, Willie

Tertulias en La Moneda. retr.

Barros Arana, Diego

Las campañas de Chiloé : (1820-1826). Santiago :Imprenta del Ferrocarril,1856. xii, 215 p. ;20 cm.

Bascuñán, Homero

Los albaceas de los "puetas". retr.

Darío, Rubén

Obras de juventud de Rubén Darío. Santiago :Nascimento,1927. 413 p. ;18 cm.

A de Gilbert. San Salvador :Impr. Nacional,1889. 212 p. ;17 cm.

Autobiografía. Madrid :Edit. Mundo Latino,1918. 217 p. :il. ;19 cm.

[carta], 1889 dic. El Salvador <a> José Manuel Balmaceda. 1 h.;25 x 19 cm.

Epistolario selecto. Santiago :DIBAM :1999. 180, [32] p. :facsims., retrs. ;20 cm.

García-Huidobro, Cecilia

Pedro Balmaceda Toro o cómo se cambió la trayectoria de un cometa. retr.

Halmar, Augusto d'

Recuerdos olvidados. Santiago :Nascimento,1975. 550 p. ;17 cm.

Izquierdo V., Tadeo

Escrito presentado a la Ilustrísima Corte de Apelaciones en un incidente del proceso seguido contra los directores del Banco de Ahorro i Ppréstamos. Santiago :Impr. San Buenaventura,1898. 29 p. ;25 cm.

Lafourcade, Enrique

Darío y el dulce príncipe

Melfi, Domingo, 1891-1946

El viaje literario. Santiago :Nascimento,1945. 212 p. ;19 cm.

Muñoz Lagos, Marino

Escritor Pedro Balmaceda Toro, hijo del presidente mártir. retr.

Silva Castro, Raúl

Rubén Darío a los veinte años. Santiago :Andrés Bello,1966. 447 p. :retr.22 cm.

Solar Correa, Eduardo

Escritores de Chile selección y notas de E. Solar Correa. Santiago de Chile :Universitaria,1932-. v. ;19 cm.

Universidad de Chile

Homenaje a Rubén Darío. Santiago :Prensas de la Universidad de Chile,1941. 513 p. :retrs., facsíms. ;28 cm.

Universidad de Concepción (Chile)

Atenea. Concepción :La Universidad,1924-. v. :il. ;23 cm.

Vicuña Urrutia, Manuel

El París americano : la oligarquía chilena como actor urbano en el siglo xix. Santiago :Univ. Finis Terrae :1996. 135 p. :il. ;23 cm.

Cronología

1868

23 de abril. Nace el 23 de abril, hijo primogénito de José Manuel Balmaceda y de Emilia Toro Herrera

1872

Ingresa al colegio inglés de Rafford y, posteriormente, estudia en los Padres Franceses. En ambos establecimientos destaca como mejor alumno y, además comparte clases con Arturo Alessandri Palma y Enrique Matta Vial

1884

Inicia la publicación de cuentos, críticas literarias y de arte

1886

10 de diciembre. Pedro Balmaceda y Rubén Darío se encuentran por primera vez en la sala de redacción de <I>La Época</I>

1886

José Manuel Balmaceda, padre de Pedro Balmaceda Toro, inaugura su período presidencial

1887

Pedro Balmaceda Toro publica uno de sus más célebres ensayos, titulado "La novela social contemporánea"

1887

Marzo. Se da a conocer al público <I>Abrojos</I> de Rubén Darío, obra editada, corregida, publicitada y, según se dice, costeada por Pedro Balmaceda

1887

Realiza frecuentes reuniones de carácter cultural en el Palacio de La Moneda, mientras el cólera azolaba Santiago

1888

Darío colabora con <I>El Heraldo</I> de Valparaíso, diario en franca oposición al gobierno; hecho que provoca el distanciamiento entre ambos amigos

1888

Finaliza la carrera de Derecho en la Universidad de Chile

1889

Pedro Balmaceda Toro muere a los 21 años de edad. Su amigo Manuel Rodríguez Mendoza, por encargo del Presidente Balmaceda, edita una selección de sus trabajos y los publica póstumamente bajo el título <I>Estudios y ensayos literarios</I>

Última esperanza

Autobiografía

A. de Gilbert

Epistolario selecto

Estudios i ensayos literarios

El París americano : la oligarquía chilena como actor urbano en el siglo XIX

Los escritores al través de su correspondencia

El Ateneo

Centenario de Pedro Balmaceda Toro, "El dulce príncipe"

Pedro Balmaceda Toro, A. de Gilbert

[Carta], 1900 jun. 2 Francia <a> Rubén Darío [manuscrito]

[Carta], 1889 dic. El Salvador <a> José Manuel Balmaceda