volver

Revista de Santiago (1848-1855)

El siglo XIX en Chile fue testigo de una intensa actividad literaria, cuajada al calor del espíritu independentista y apuntalada en el contexto de la República por los intelectuales liberales. Como consecuencia de la expansión de la imprenta...

MC0050021

Tipo: Minisitio

id BN: 9781288981936638679137176568552056920175130945123287198430123631410212688260

Propiedad intelectual: Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported

"En esta época de transición un nuevo periódico es un campeon mas para la discusión universal i constante en que se ajita la humanidad"

(Lastarria, J. V. "Prospecto" a la Revista de Santiago, p. 5)

El siglo XIX en Chile fue testigo de una intensa actividad literaria, cuajada al calor del espíritu independentista y apuntalada en el contexto de la República por los intelectuales liberales. Como consecuencia de la expansión de la imprenta, los periódicos y las revistas se transformaron en las palestras predilectas para la exposición y la discusión de ideas, de los cuales se sirvió especialmente la oposición política a los regímenes autoritarios que se sucedieron tras la batalla de Lircay. De esta forma, el periodismo se constituyó en el siglo XIX como una actividad polémica, estrechamente imbricada con el quehacer político.

La década de 1840 vio cristalizar el primer movimiento cultural de carácter nacional, surgido precisamente al alero de las publicaciones literarias periódicas que resonaban entre los círculos intelectuales de la época, impregnados de las corrientes de pensamiento europeas. Luego de la desaparición de la Revista de Valparaíso y de El Crepúsulo, en cuyas páginas se gestó el movimiento de 1842, el relevo fue tomado por la Revista de Santiago, que reunió a buena parte de los integrantes de dicho grupo. Es, sin embargo, a José Victorino Lastarria a quien se atribuye la concepción del proyecto editorial y su puesta en marcha, al mismo tiempo que se desempeñaba como director del diario El Siglo. Sus "crónicas" -artículos editoriales que Lastarria plasmó en cada una de las entregas de la revista- imprimieron a la publicación un índice inequívoco de actualidad que matiza el carácter fundamentalmente literario y académico de los restantes contenidos.

La existencia de la Revista de Santiago se vio interrumpida en más de una oportunidad debido a las presiones conservadoras que suscitaron las ácidas críticas al gobierno proferidas por Lastarria. El primer período de la revista, que se extendió entre los años 1848 y 1849, culminó con la publicación del llamado "Manuscrito del diablo", artículo en el que Lastarria fustiga a la sociedad chilena y sus costumbres. Este episodio puso sobre el tapete el debate por la libertad de publicación en el país.

La segunda época de la revista, que comprende los años 1850 y 1851, estuvo a cargo de Francisco de Paula Matta, quien había participado anteriormente tanto en El Crepúsculo como en El Siglo. Sin embargo, el nuevo director encauzó la revista hacia temas distintos a los de su primera época. La Revista de Santiago tuvo una tercera y última época desde marzo del año 1855 hasta octubre del mismo año, bajo la dirección de Guillermo Matta (1829-1899). Lastarria fue convocado nuevamente para contribuir con la publicación y fue durante esta etapa que dio a conocer sus comentarios sobre la Constitución de 1833 propugnada por Portales. Esta vez la revista cesó su existencia definitivamente debido a la falta de suscriptores, completando la entrega de "setenta y dos trabajos en prosa y veinticinco en verso" (Vilches, Roberto. Las revistas literarias chilenas del siglo XX, p. 32).

Uno de los rasgos más notables de la Revista de Santiago fue su variedad temática y la categoría de sus colaboradores, tanto chilenos como extranjeros, entre los cuales figuran Andrés Bello, los hermanos Amunátegui, los hermanos Matta, Guillermo y Joaquín Blest Gana, Vicente Pérez Rosales, Hermógenes de Irisarri, Ignacio Domeyko, Alexander von Humboldt y Pedro José Amado Pissis, entre otros. Semejante amplitud de intereses se corresponde con las directrices políticas y sociales que guiaron esta publicación, profundamente inspiradas en la concepción ilustrada del conocimiento como motor del progreso humano.

Ministio(s) relacionado(s):

Revista de Santiago (1848-1855)

Bibliografía

Irisarri, Hermógenes de, 1819-1886

Cartas sobre el Teatro Moderno. En siete partes.

Alburquerque Fuschini, Germán

La historiografía liberal de Miguel Luis Amunátegui

Bascuñan, Homero, 1901-

El educador eminente. retr.

Campos Harriet, Fernando, 1910-2003

Don Miguel Luis Amunátegui, historiador

Castillo, Tito

Historiador y educador. retr.

Díaz Coudray, Patricio

Guillermo Matta Goyenechea

Fap

Miguel Luis Amunátegui

Laborde, Miguel

Jacinto Chacón

Madrazo, Pedro de, 1816-1898

A los ricos. 2 p.

Simpson Trostel, Adolfo

Irisarri, poeta de América

Vilches Acuña, Roberto

Las revistas literarias chilenas del siglo XIX. Santiago :[s.n.],1942. 78 p. ;25 cm.

Cronología

1848

15 de abril. Publicación del primer número de la Revista de Santiago.

1848

Abril. Sale a la luz pública el artículo de Miguel Luis Amunátegui (1828-1888) "Memoria de los hechos más notables ocurridos en la revolucion de la República de Chile" en la Revista de Santiago, primera época.

1848

Publicación del libro Aguinaldo para 1848 dedicado al bello sexo chileno, como estrategia para sondear la aceptación social de un nuevo periódico literario.

1848

Marzo. Publicación del "Prospecto" escrito por Lastarria, que sirve de anuncio y presentación de la Revista de Santiago.

1849

Es publicado en la Revista de Santiago el "Manuscrito del diablo", de José Victorino Lastarria, hecho que determina el fin primera época de la publicación.

1850

Abril. Se inicia la segunda época de la Revista de Santiago, esta vez dirigida por Francisco Matta. Lastarria abandona la Revista de Santiago.

1850

Francisco Bilbao y Santiago Arcos forman la Sociedad de la Igualdad.

1851

Septiembre. Asume la presidencia Manuel Montt Torres.

1851

Abril. El funcionamiento de la segunda época de la Revista de Santiago se ve truncado, pues el Gobierno ordena su cierre.

1855

Octubre. Fin de la tercera época de la Revista de Santiago, debido a la falta de suscriptores.

1855

Lastarria hace pública una crítica a la Constitución de 1833 de Diego Portales, la que luego publicará en un libro independiente.

1855

Marzo. Se inicia la tercera época de la Revista de Santiago, dirigida por Guillermo Matta. En esta oportunidad se reincorpora Lastarria.

Revista de Santiago: tomo 1, 1855

Revista de Santiago: tomo primero, abril-agosto de 1848

Revista de Santiago: tomo segundo, septiembre de 1848 a marzo de 1849

Revista de Santiago: tomo tercero, abril-noviembre de 1849

Revista de Santiago: tomo cuarto, abril-julio de 1850

Revista de Santiago: tomo quinto, julio-octubre 1850

Revista de Santiago: tomo sexto, octubre- diciembre, 1850

Revista de Santiago: tomo séptimo, diciembre 1850 a abril 1851

"Prospecto"

Lenguas indíjenas de la América

Memoria sobre el servicio personal de los indíjenas i su abolicion, leida en la sesion pública de la Universidad de Chile por el presbítero D. J. Hipólito Salas

Vida literaria de la América durante el Coloniaje: Méjico

Una partida de chueca: escenas Araucanas

Reformas ortográficas

La muerte de Lautaro

Ensayo sobre las aguas minerales de Chile

18 de setiembre

Historiadores chilenos: Alonso de Ovalle

Estudios Históricos: Fundación de Santiago

Apuntes sobre el terremoto de 1822

El Monasterio: leyenda nacional: 1815

[Pequeño compendio de la historia de la medicina]

Crónica

El manuscrito del diablo

Cosmos

Una noche en el cerro de Santa Lucía

Algo sobre California

El teatro lírico de Santiago

Ópera

Memoria de los hechos mas notables ocurridos en la revolucion de la República de Chile

Acerca de la industria minera

Textos para la enseñanza

Sobre la aplicación del ácido pirolígnico a la preparación del charqui i sobre el uso de diversas plantas de Chile en la medicina

Los temblores: (traducido para la revista del Cosmos de Humboldt)

Causas principales de las enfermedades en Santiago