volver

María Monvel: Sus mejores poemas

Sus mejores poemas, publicado en 1934, abarca diez años de la labor poética de María Monvel (seudónimo de Tilda Brito Letelier) (1899-1936), quien en palabras de Gabriela Mistral fue: "La mejor poetisa de Chile, pero más que eso: una de las grandes poetisas de América, próxima a Alfonsina...

MC0011006

Tipo: Minisitio

Propiedad intelectual: Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported

Sus mejores poemas, publicado en 1934, abarca diez años de la labor poética de María Monvel (seudónimo de Tilda Brito Letelier) (1899-1936), quien en palabras de Gabriela Mistral fue: "La mejor poetisa de Chile, pero más que eso: una de las grandes poetisas de América, próxima a Alfonsina (Storni) por la riqueza del temperamento, a Juana (De Ibarbourou) por su espontaneidad".

Esta antología fue preparada por la misma autora, quien seleccionó textos que reflejaran sus distintas etapas de escritura. En su momento, Emilio Vaïsse (Omer Emeth) alabó este gesto de María Monvel, puesto que era poco común que un escritor en esa época editara un libro con poemas escogidos personalmente: "Por lo que toca a esta selección de poemas hecha, con pleno derecho, por quien mejor podía hacerlo, conviene agradecerle a la señora María Monvel el haber fechado cada uno de sus poemas. Esto, para el crítico y aun para el lector curioso, es de gran provecho, puesto, que señalada la fecha de todos los poemas, es fácil situarlos en el tiempo, a lo largo de la vía que la evolución de María Monvel ha seguido".

Sus mejores poemas, ilustra tres etapas de la breve trayectoria de María Monvel. El primer grupo de poemas, todos de 1922, corresponden a trabajos estrictamente de juventud. Desde "Me pesaba su nombre", hasta "El último amor", las temáticas del amor, la pasión y la belleza espiritual se destacan por sobre otros tópicos, reflejando los intereses de una escritura incipiente. Estos textos delicados, sensibles, algunos alegres y entusiastas y otros más dolorosos, evidencian el aprendizaje de una escritora que se iniciaba y que se estaba familiarizando con el lenguaje: "Me pesaba su nombre como un grillo de hierro, / me pesaba su nombre como férrea cadena, / me pesaba su nombre como un fardo en los hombros, / como atada a mi cuello me pesara una piedra". Luego, la segunda serie de poemas de 1925 a 1929, pertenecen a otra época. En esos años María Monvel era madre, por lo que sus intereses apuntaron a retratar esos sentimientos de dulzura y cariño. Algunos de los poemas que integraron esta serie fueron: "Niño", "La mujer que adoptó un hijo", "Mi hija juega en el jardín", "Madrigal de mujer", entre otros. Por último, el tercer grupo lo conforman sólo seis poemas: "Versos de amor", "Invitación al viaje", "Interior", "Casino", "Balada a don Juan" y "Una balada de Goethe". En éstos, María Monvel intentó expresar su búsqueda por articular una identidad mediante metáforas cuidadosas.

En Sus mejores poemas, María Monvel dejó en evidencia su posición como maestra de sí misma al seleccionar personalmente su obra. Tal como indicó, por medio de este libro ella cogió "el barco que iba más lejos".

Ministio(s) relacionado(s):

María Monvel: Sus mejores poemas

Sus mejores poemas