volver

Casa Mercancía

La inversión privada en vivienda data de finales del siglo XIX cuando benefactores de la alta sociedad, como por ejemplo Juana Ross, financiaron proyectos de vivienda obrera o popular. El siglo XX, sin embargo, estuvo marcado por la intervención estatal en programas de construcción de habitaciones para estos sectores de la sociedad, mientras que la inversión privada se dirigió hacia la creciente clase media. Durante la dictadura, un cambio mayor en la configuración de las políticas habitacionales fue el retiro del Estado como actor principal en la producción de vivienda popular, y su lugar fue ocupado casi exclusivamente por empresas privadas. La exclusión de lo público abrió la oportunidad para un negocio que, hasta hoy, ha generado resultados dispares. Algunos ejemplos notables -que no sólo proveen viviendas, sino que también revitalizan la ciudad- se contrastan con casos donde el suelo se ha multiplicado sin consideración con el entorno ni sus habitantes. Aún así, la masividad de este modelo de prosperidad individual ha definido la imagen característica de la ciudad chilena en las últimas décadas.

Ministio(s) relacionado(s):

Casa Chilena: imágenes domésticas

Un alma cumbre: Juana Ross de Edwards

Población Huemul: inauguración de la Sección Beneficencia

En el Archipiélago: el palafito chilote

Un Santiago que se niega a morir

El rin del angelito

Casas prefabricadas

¿Cuánto vale el show?

La pequeña casa de la pradera

Cien años cumple el Palacio de la Alhambra de Santiago

A cinco años del 27-F, el terreno del edificio Alto Río en Concepción, es hoy un sitio eriazo

La mansión de Lo Curro

Milagro para un DFL 2

Anuncio CINTAC, autoría desconocida, revista AUCA no 16, 1969

El Hospital de San Borja

Palacio de la Alhambra