volver

Persona non grata

Tipo: Cápsulas

Jorge Edwards partió en 1970 a La Habana con el serio propósito de restablecer las relaciones diplomáticas entre Chile y Cuba. El recién asumido presidente Salvador Allende lo designó ministro consejero, dándole la misión de instalar la primera embajada chilena en La Habana. Tras establecerse en Cuba, Jorge Edwards se dio cuenta de algunas injusticias cometidas por el gobierno de Castro, tocándole ser testigo del denominado caso Padilla, nombre que recibió la difícil situación vivida por el poeta Heberto Padilla, quien tras publicar en 1968 el poemario Fuera del juego, con severas críticas al régimen, fue torturado, encarcelado y obligado a retractarse en una declaración pública dirigida a la Unión de Escritores y Artistas Cubanos. Edwards dio un incondicional apoyo a los intelectuales de la isla, lo que le significó el rechazo de Castro, quien lo calificó como "persona non grata" y lo expulsó de Cuba. No contento con ello, Edwards se mantuvo firme en su postura y decidió publicar un libro que retratara todo el conflicto el que tituló irónicamente Persona non grata. Este libro concitó múltiples polémicas en varios países, ganando, además, la censura de éstos. En Chile, el libro fue considerado antirrevolucionario por los partidos políticos de izquierda. En España, por ejemplo, los comunistas de ese país quitaron el saludo a Edwards, incluso su actuar fue calificado por el poeta, comunista, filósofo y traductor de Lukacs, Jacobo Muñoz, como "el streap-tease moral de un señorito chileno" (Lafourcade, Enrique. "Jorge Edwards: persona grata", Qué pasa (346): 40-44, 8 de diciembre, 1977).

Para Edwards lo anterior fue muy duro. Recordaría años más tarde en la revista Hoy de 1981: "la publicación de Persona non grata significó para mí quedar solo, rechazado por los exiliados y los de adentro. Me bloquearon hasta las editoriales que me iban a publicar el libro en Alemania y Francia. Estaba fuera del paraguas de la diplomacia y la familia. Tuve que barajármelas solo" (Hoy, 23 al 29 de septiembre, 1981).

De Persona non grata hubo una versión para todo público y otra la que estuvo prohibida tanto en Chile como en Cuba. En el prólogo de la versión completa de la obra, del año 1983 editada por Seix Barral, Edwards recuerda que fue uno de los libros más censurados de los últimos años. La versión francesa de 1976, provocó el enojo de su autor, pues le agregaron "en Cuba", lo que reducía el sentido del libro a una sola temática.

Ministio(s) relacionado(s):

Jorge Edwards (1931- )

El whisky de los poetas

El patio

Gente de la ciudad : cuentos

Volar? : un estudio en la narrativa de Skármeta y Edwards

Del boulevard de Montparnasse a la calle Miraflores

La tumba de Luis Oyarzún

Jorge Edwards recibe distinción Gabriela Mistral

Enrique Lihn presenta a Jorge Edwards en Cuba

Discurso de incorporación de don Jorge Edwards Valdés

Discurso de recepción de Roque Esteban Scarpa a Jorge Edwards

El museo de cera

Fausto criollista, demonio travesti : Jorge Edwards y El anfitrión

La aventura del idioma : discurso de Jorge Edwards en la recepción del Premio Cervantes

Los detectives salvajes

¿Guerra al libro?

Balmaceda en escena

Jorge Edwards y la nueva novela histórica en Hispanoamérica

Los Inútiles

Los años de la difícil juventud

La difícil juventud

Surrealistas chilenos

Camino del exceso