volver

Manifiesto de los Representantes del Congreso a bordo de la Escuadra

MC0002224

Tipo: Cápsulas

Suplemento al "Ferrocarril", Santiago, Enero 7 de 1891

"Valparaíso, Enero 6 de 1891.- El Presidente de la República en un manifiesto dirijido a la nacion, ha declarado que no pudiendo gobernar de acuerdo el Congreso Nacional, como la Constitucion lo ordena y como lo han hecho todos sus antecesores, ha resuelto mantener las fuerzas de mar y hacer los gastos públicos sin lei de presupuestos.

De este modo i por vez primera en Chile el Presidente de la República se ha colocado fuera del réjimen Constitucional.

Ha renunciado la autoridad lejítima de que estaba investido y ha querido asumir un poder personal y arbitrario que no tiene otro orijen que su voluntad, ni otros límites que aquellos que los acontecimientos puedan señalarle. En tan grave emerjencia, al Congreso Nacional corresponde tomar a su cargo la defensa de la Constitucion y adoptar todas las medidas que las circunstancias exijan para establecer su imperio.

En el desempeño de tan augusta mision, el Congreso Nacional debe contar con el apoyo eficaz de la fuerza del mar y tierra por que éstas solo tienen razon de ser al amparo de la Cosntitucion y nos ería posible que quisieran perder la lejitimidad de su existencia para ponorse al servicio de un réjimen dictatorial implantado por móviles esclusivamente privados del Presidente de la República.

Cincuenta y siete años no interrumpidos de organización cosntitucional y una larga tradicion de sacrificios hechos y de glorias alcanzadas en servicio de la Patria, marcan al Ejército y a la Armada de la República en camino del deber y les obligan a resistir como contrario a su propia honra, todo atentado que se proyecte o ejecute contra el Código que sirve de base a las instituciones nacionales y que da orijen a los públicos.

Cumpliendo el Congreso Nacional con los deberes que la situacion presente le impone, ha tomado los acuerdos que se espresan en el acta anexa a esta comunicación y al mismo tiempo ha conferido a los infraserinos autorizacion suficiente para presentarse a la Armada y demandar de ella que cooperre en la esfera de accion que le es propia, al mas pronto restablecimiento del réjimen Constitucional.

En tal verdad, los infrascritos disponen que se organice una division naval para hacer comprender al Presidente de la República que la Armada obedece a la Cosntitucion y que por lo tanto es indispensable que se dicte sin demora la lei anual que autorice su existencia.

Se dará a conocer como jefe de esta division al capitan de navio don Jorge Montt, y los infrascritos quedarán tambien embarcados para atender el desarrollo que pueda tener este movimiento en defensa de la Constitucion de la República."

Waldo Silva,

Vice - presidente del Senado

Nota: La ortografía corresponde a la época

Ministio(s) relacionado(s):

La Guerra Civil de 1891

La matanza de Lo Cañas

La Guerra Civil de 1891: 100 años hoy

Balmaceda

Última jornada contra la dictadura : relación sumaria de las operaciones 3 de julio a 28 de agosto de 1891

Batallas de Concón y Placilla : reminiscencias de un ex-tercerano

Últimos días de la administración Balmaceda

La mediación diplomática en la Revolución de 1891

Recuerdos de mi vida

Balmaceda y el parlamentarismo en Chile: un estudio de psicología política chilena

El Congreso: año 1, n° 1-6, 15 de junio a 6 de julio de 1891

La Restauración: año 1, n° 1-20, 28 de abril a 23 de mayo de 1891