Subir

David Arellano (1902-1927)

David Arellano Moraga , fundador y capitán de Colo-Colo, mostró desde pequeño grandes aptitudes para el deporte. Comenzó jugando en el equipo de fútbol de la Escuela Normal, donde cursó estudios de Educación Física. Con apenas 17 años de edad, se incorporó al primer equipo de Magallanes, conquistando dos campeonatos de la Asociación de Santiago en forma consecutiva, los años 1920 y 1921. Una crisis interna del club, motivada por el deseo de reformas por parte de los jugadores, llevó a un grupo de estos, encabezados por los hermanos Arellano, a apartarse de la institución y fundar un nuevo equipo.

Así, el 19 de abril de 1925 nació Colo-Colo, conjunto que, en calidad de debutante, logró coronarse como campeón invicto de la Liga Metropolitana. El régimen de entrenamiento consistente y sistemático impuesto por Arellano -quien se desempeñaba en forma paralela como profesor de instrucción primaria en la Escuela nº52 de Santiago-, no solo rindió frutos en lo inmediato, sino que contribuyó al progreso general del balompié nacional, al imponer una disciplina inédita hasta entonces en el país. La hinchada y la prensa preferían llamarlo por su nombre de pila, David, para diferenciarlo de sus hermanos, también jugadores del club albo.

Ocupando siempre la posición de insider izquierdo, integró también la Selección Nacional que participó en los Sudamericanos de 1924 y 1926. Exponente de un "juego sobrio y elegante, dominio de la pelota, buen cabeceador y disparo respetable, buen dribbling, pase certero y organizador por excelencia" (Marín, 1985:38), Arellano se consagró como goleador de esa Selección subcampeona de América en 1926.

Durante una gira que Colo-Colo realizaba por España (la primera gira internacional de un equipo chileno), Arellano encontró la muerte de manera sorpresiva. Tras sufrir un golpe accidental durante el encuentro disputado el 2 de mayo contra Real Unión de Valladolid, no logró recuperarse y debió ser trasladado de regreso al Hotel Inglaterra, donde se hospedaba el plantel. Allí los médicos diagnosticaron una peritonitis cuya gravedad hacía inviable una cirugía. El ídolo falleció el 3 de mayo, acompañado de sus hermanos Francisco y Alberto, y fue sepultado con honores en un cementerio vallisoletano, desde donde fue repatriado con posterioridad.

El trágico hecho conmocionó al país entero, tal como lo registran las páginas de la revista Los Sports.