Subir

Imaginismo

"Cinco o seis escritores formamos, involuntariamente, desde luego, el grupo que fue llamado 'imaginista'. Nosotros no nos habíamos propuesto crear una escuela literaria, ni dar origen a una moda, ni nada de eso. Simplemente escribíamos, procurando quizás dotar a nuestros cuentos, poemas o ensayos de un aire fresco, juvenil, lleno de una juventud que era la nuestra, ni más ni menos (...) No nos habíamos propuesto innovar en nada, aunque un pensamiento común que sustentábamos era el de que la literatura chilena estaba atiborrada de un criollismo empalagoso y pesado, con exceso de descripciones y poca vida verdaderamente dinámica. Mucho huaso, poca imaginación. (...) Pero eso no quiere decir que los del grupo 'imaginista' sintieran desdén o menosprecio por los criollistas".

(Délano, Luis Enrique. "Recuerdo de un imaginista", Revista Literaria de la S. E. Ch. Nº 1, julio-septiembre, 1957. Página 27)