Subir

FECHIF

En 1944 se realizó en Santiago el Primer Congreso Nacional de Mujeres. Una de las principales consecuencias de este encuentro fue la creación de la Federación Chilena de Instituciones Femeninas, FECHIF. El motivo principal de su formación, fue luchar por todos los derechos políticos de las mujeres. Su primera presidenta fue la radical Amanda Labarca.

En abril de 1945, con Pedro Aguirre Cerda como presidente de la nación, se realizó un foro con presencia de diversas organizaciones políticas, sociales y culturales, además de destacadas personalidades. En junio de ese mismo año, la FECHIF presentó al Senado un proyecto de ley sobre el voto femenino, redactado por Elena Caffarena y Flor Heredia, con la firma de senadores de todos los sectores políticos. Desde las primeras incursiones femeninas en las elecciones municipales en el año 1931, quedaba en evidencia que la mujer debía acceder a la totalidad de sus derechos políticos. A causa de la muerte de Pedro Aguirre Cerda, quien apoyaba enérgicamente la lucha de las mujeres por todos sus derechos, aún tendrían que pasar otros cuatro años para que este asunto fuese discutido a fondo.

En 1946, el FECHIF se vio fuertemente debilitado por la llegada del también radical, Gabriel González Videla a la presidencia. Las tensiones provocadas por la Guerra Fría y la posición anti comunista que tomó el nuevo presidente, produjo un gran quiebre en el FECHIF, al votar las delegadas del partido Radical, sin que existiese mayoría absoluta y sin estar presente el MEMCH, por la expulsión de las militantes del Partido Comunista. Sin las comunistas presentes en la Federación, el MEMCH decidió retirarse de la misma al desaprobar la expulsión arbitraria de las militantes.