Jacqueline Balcells

Nacida en Valparaíso en 1944, su verdadero nombre es Jacqueline Marty Aboitiz. Balcells es el apellido de su esposo, el que adopta para firmar sus libros.

Como escritora, ha creado una narrativa donde lo que predomina es la fantasía y lo maravilloso conjugado con un toque de realismo que busca la verdad. Sus cuentos se ambientan en lugares mágicos y a veces desconocidos, aunque también evocan espacios más concretos, el mar sobre todo.

Inicia su trayectoria literaria por el año 1982, cuando vivía en Francia. De regreso en Chile en 1986, sigue publicando y luego se asocia con Ana María Güiraldes.

Su obra más representativa es El niño que se fue en un árbol (1986), conjunto de cuentos, entre los que se destaca "La Pasa Encantada" ("Le Raisin Enchantée"), pues figuró en Paris como uno de los relatos más leídos por los niños franceses en 1984. Posteriormente, publica: El archipiélago de las Puntuadas (1987); La Hacedora de Claros y otros cuentos, (1988); El polizón de la Santa María (1988), por el cual ingresa a la Lista de Honor del IBBY en 1990; El país del agua (1991); Cuentos de los reinos inquietos (1993) y Siete cuentos rápidos y cinco no tanto (1993).

Junto a Ana María Güiraldes ha escrito: Aventuras en las estrellas (1987), Misión Alfa Centauro (1988), La rebelión de los robots (1989) y Cuentos secretos de la historia de Chile (1992). En esa fecha inician una serie de libros ambientados en un período histórico determinado y al que titulan "Un día en la vida de...". Entre éstos destacan: Senefru, princesa egipcia; Espladián, caballero andante; Quidora, joven araucana; Chimalpopoca, niño azteca y Maximim, poeta romano.