Estafas

El auge de la agricultura cerealera desde fines de la década de 1840, con la apertura de los mercados de California y Australia, movió a muchos chilenos a asentarse en el territorio al sur del Bío-Bío. Este avance colonizador estuvo marcado por los conflictos con mapuche debido a la venta fraudulenta de terrenos. Unos pocos especuladores acumularon inmensos territorios conseguidos fraudulentamente y en muchas ocasiones sostenidos por las armas, lo que motivó al gobierno a imponer una serie de regulaciones que pusieran fin al despojo generalizado que militares, funcionarios, colonos y especuladores llevaban a cabo en la región.

En 1853, un decreto exigió la autorización del Intendente de la recientemente creada provincia de Arauco para legalizar cualquier transacción de tierras indígenas. Sin embargo, la apropiación indebida de territorios indígenas y la concentración de la propiedad en gigantescos latifundios obtenidos de manera fraudulenta, obligó a formular un nuevo cuerpo legal, aprobado en 1866. Éste declaraba fiscales todas las tierras entre el Bío-Bío y el Toltén y facultaba al gobierno a través de diversas instituciones a vender o enajenar las tierras a colonos, y ordenaba la radicación de los indígenas en territorios delimitados por una Comisión radicadora. El cumplimiento de esta ley se hizo efectivo a través de dos nuevos decretos, firmados en 1874 y 1883, que especificaban las funciones de la comisión, establecían los procedimientos a seguir durante el proceso de radicación y le asignaban la función de vigilar la correcta aplicación de la ley. Consagrado a través de estas leyes, el latifundio se extendió por el antiguo territorio araucano en la medida en que las campañas militares conquistaban nuevos trozos de éste. Así, tras la ocupación definitiva de la Araucanía en 1883, los mapuche quedaron confinados en los estrechos terrenos que les asignó la Comisión radicadora, dejando el espacio libre para la constitución de la gran propiedad en la región, la que siguió el modelo de la hacienda de la zona central.