Subir

Patria Vieja (1810-1814)

Este periodo se inició con la instalación de la Primera Junta de Gobierno en 1810 que, si bien se levantó para reafirmar la lealtad al Rey Fernando VII ante su captura, poco a poco surgieron posturas más radicales que promovieron una independencia absoluta.

El 4 de julio de 1811 se formó el Congreso Nacional, pero meses después, el 4 de septiembre de 1811, José Miguel Carrera dio un golpe de Estado con el fin de que se conformara un nuevo Congreso, con una postura más radical frente al proceso independentista.

En esta circunstancia, el Virrey del Perú, Fernando de Abascal, inició una campaña de contrarrevolución para someter a los insurgentes, enviando fuerzas militares a la Capitanía General de Chile. La ofensiva realista estuvo a cargo del brigadier Antonio Pareja, quien zarpó de El Callao en enero de 1813 acompañado de algunos oficiales y soldados, con destino a Chiloé y Valdivia. Allí reclutó unos dos mil hombres, con quienes se embarcó a Concepción para enfrentar a las fuerzas patriotas. Luego de desembarcar en las cercanías de Talcahuano, entraron a Concepción logrando aumentar su contingente militar para enseguida encaminarse rumbo al norte, a la ciudad de Santiago. Mientras tanto, las fuerzas patriotas lideradas por José Miguel Carrera se dirigieron hacia el sur, por lo que ambos bandos se encontraron en las cercanías de Linares, en lo que sería el primer enfrentamiento de la guerra, conocido como batalla de Yerbas Buenas. Frente al triunfo realista, ambos bandos se volvieron a enfrentar en la batalla de San Carlos, en que las fuerzas patriotas vencieron, logrando el repliegue del ejército realista a la ciudad de Chillán. Tras el sitio de Chillán impuesto por Carrera, los españoles consiguieron debilitar a los patriotas, quienes evitaron la derrota gracias a la intervención del coronel Bernardo O'Higgins en el Roble y a una grave enfermedad de Pareja, que obligó a los realistas a retroceder hasta Concepción.

Tras la muerte de Antonio Pareja, y luego de sucederlo Juan Francisco Sánchez, el virrey Abascal envió un nuevo contingente desde el Perú en enero de 1814, bajo la comandancia del brigadier Gabino Gaínza. Éste desembarcó en Concepción y retomó el avance hacia Santiago, pero fue detenido cerca de Talca por acciones combinadas de O'Higgins y el general Juan Mackenna. En esa instancia, ambos bandos suscribieron el 3 de mayo de 1814 el tratado de Lircay. Los puntos dispuestos en el tratado indicaban que los patriotas debían ser leales al Rey y que los realistas se comprometían a reconocer un gobierno provisional chileno. Sin embargo, el pacto no se llevó a cabo en la práctica y sólo proporcionó una instancia de tregua momentánea, la que fue rápidamente rechazada por el Virrey Abascal, quien comisionó al general Mariano Osorio para reiniciar las acciones. Osorio llegó a Concepción en agosto de 1814 y desde allí inició un nuevo avance hacia el norte, derrotó al ejército patriota en la batalla conocida como el Desastre de Rancagua y ocupó Santiago sin oposición, dando inicio a la reconquista española.